Lobo Etíope

Canis simensis

Tal vez no hayas escuchado hablar mucho sobre el lobo etíope (Canis simensis) debido a que casi todo el material existente que comúnmente vemos, está dedicado a las especies de lobo gris. Lo preocupante es el hecho de que este bello cánido no es tan conocido en todo el mundo y ya tiene un estado de conservación amenazado, donde forma parte de los animales en peligro de extinción (EN).

Se le relaciona ampliamente con los coyotes, perros domésticos y lobos grises, pues contiene características que se relacionan con cada uno de ellos. Se dice que se separaron genéticamente de otros cánidos hace aproximadamente 100,000 años.

Mantienen dos subespecies: Canis simensis simensis y Canis simensis citernii. Los dos se mantienen en el Gran Valle del Rift, pero citernii ocupa las regiones ubicadas al sureste, mientras el otro abarca el noroeste.

Se dice que se separaron genéticamente de otros cánidos hace aproximadamente 100,000 años.

Hábitat y distribución

Es el único lobo que habita el continente africano. Su distribución es limitada al encontrarse solamente en siete cadenas montañosas de Etiopía, en paisajes de pastizales y zonas con vegetación baja. Se mantienen en altitudes de hasta 4,500 m. Aunque parezca una cifra increíble, la población más grande que existe radica en el Parque Nacional de las Montañas Bale, con alrededor de 150 individuos.

Anatomía

Externamente son muy parecidos al coyote, por lo que se puede confundir fácilmente con ellos. Sus orejas puntiagudas, hocico alargado y pelaje corto le confieren ese aspecto.

La longitud corporal oscila entre 85 y 100 cm y el peso varía de 11 a 20 kg. El largo de su cola es de 30 a 40 cm. A pesar de no presentar un gran tamaño como el lobo gris, son capaces de defenderse con sus colmillos de 2 cm de largo, que aunque no sean muy largos, ocasionan fuertes heridas.

Exponen un pelaje de color rojizo con algunas partes negras. El color blanco resalta debajo del hocico, en la cola y en la parte inferior del cuerpo.

Descripción del lobo abisinio, chacal del Semién o caberú.
Lobo etíope – Canis simensis

Comportamiento

Sus vocalizaciones pueden escucharse a 5 km de distancia.

Son especies diurnas y solitarias, ya que prefieren obtener su alimento individualmente, pero también optan por formar grupos de hasta 13 lobos. Su estructura social está muy bien definida y todos los elementos de la manada conocen su posición y sus limitaciones.

Viajan en manadas para vigilar su territorio y dejan rastros de orina para comunicar su dominio a otras agrupaciones. Al igual que otras especies de lobo, aúllan en grupo para reforzar vínculos grupales. Estas vocalizaciones se escuchan a 5 km de distancia.

Alimentación

La dieta de los lobos etíopes incluye ratas topo gigantes, que constituyen la mayor parte de su alimentación.

Prefiere cazar de manera solitaria presas pequeñas y una de sus técnicas de captura es cavar en la tierra para encontrar a los roedores, pero igual se ha observado que es capaz de juntarse en pequeños grupos para cooperar en persecuciones a corderos y antílopes jóvenes.

Reproducción

Los apareamientos fuera de la manada ocurren con frecuencia para evitar relación de consanguinidad, pero algunas veces los apareamientos entre compañeros subordinados suelen ocurrir, dando como resultado cachorros débiles que no siempre logran sobrevivir. Solo la pareja alfa tiene derecho a aparearse y dejar descendencia dentro de la agrupación, pero fuera de este, todos los lobos pueden reproducirse sin importar el rango social.

El nivel de agresividad de la hembra en celo aumenta al igual que la cantidad de marcas de olor que emiten. Las cópulas tienen una duración de 15 min. aproximadamente y se efectúan de 3 a 5 días. La gestación se culmina después de 60 o 62 días y el desarrollo de la cría una vez nacida se produce en tres etapas, donde después de seis meses ya se alimentan de alimentos sólidos que los integrantes de la manada les proveen.

Alcanzan la madurez sexual a los dos años de edad y tienen una expectativa de vida muy corta, siendo alrededor de 9 años en su medio natural.

Amenazas

La pérdida de su hábitat los tiene en la categoría en Peligro de Extinción.

Los híbridos entre lobos etíopes y perros domésticos se dan en pocas zonas, pero ponen en peligro la integridad genética de la población de lobos auténticos. Esta especie no sufre de la cacería para la obtención de su piel o partes corporales, pero la pérdida de su hábitat los tiene en la categoría en Peligro de Extinción (EN) de la IUCN.

Las zonas destruidas se utilizan principalmente para la construcción de carreteras, la agricultura y desarrollos comerciales, lo que cada vez más está reduciendo su espacio.

Si tienes oportunidad de observar un mapa y ubicar la zona geográfica de los lobos etíopes, te darás cuenta que es excesivamente pequeña.

Scroll al inicio